Skip to content

No falla. Cada mañana temprano, lo primero que hacemos al despertarnos es prepararnos una buena taza de café. Sabemos que no es la bebida más saludable del mundo, y a muchos ni siquiera les gusta su sabor, pero está claro que necesitan algo para despertarse y poder afrontar el largo y duro día que les espera.

Sin embargo, existen alternativas mucho más sanas que provocan ese mismo efecto en nuestro organismo, el de espabilarnos, sin necesidad de acudir a una sustancia como la cafeína, que poder ser contraproducente en algunos casos. Si quieres cambiar el café por alguna de estas alternativas notarás la mejoría enseguida:

  • Tomar fruta fresca: desayunar una pieza de fruta nos proporciona los azúcares y la energía necesaria para afrontar el día.
  • Hacer ejercicio al aire libre: no es el ideal de muchos eso de ponerse a correr al poco rato de levantarse, porque normalmente vamos con el tiempo justo para llegar al trabajo o a las clases, sin embargo, es una de las mejores formas de espabilarse, además de estar en forma.
  • Ducha de agua fría: Siempre que pueda causarnos un resfriado (como en pleno invierno, cuando afuera haga mucho frío) una ducha de agua fría nos conseguirá despertar del todo.
  • Estiramientos: si no tienes mucho tiempo para salir a correr, unos diez o quince minutos de estiramientos antes de salir de casa pueden ser una buena alternativa.